POÑENDO OS LENTES

Desde el año 2018, gracias a la financiación de la Xunta de Galicia, estamos llevando a cabo este importante proyecto de formación pionero en España, a través del cual ofrecemos una formación básica sobre Detección Prevención y Actuación en Abuso Sexual Infantil a todos los maestros y maestras de Educación Infantil y Primaria.

POÑENDO OS LENTES NO DEPORTE

El objetivo de este proyecto es dotar a los agentes de las federaciones deportivas de los mecanismos necesarios para que puedan detectar y notificar posibles casos de violencia o abuso sexual en las personas menores con las que trabajan. A través de la formación recibida tendrán la capacidad de conocer los indicadores de la terrible lacra que supone la violencia y el abuso sexual en la infancia y adolescencia dentro del deporte y aprenderán los procedimientos que deben realizar para notificar las citadas situaciones a los organismos pertinentes.

PROGRAMA DE FORMACIÓN SOBRE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN CICLOS FORMATIVOS

A pesar de la alta prevalencia del abuso sexual infantil, dentro del curriculum académico de las profesiones directamente relacionadas con la infancia (como Magisterio, la especialidad de Pediatría o ciclos formativos de Educación Infantil) ni siquiera se hace alusión a esta realidad. Tampoco en otros ciclos indirectamente relacionados con la infancia (como Trabajo Social, Educación Social, Integración Social, etc.). Desde AMINO consideramos que la formación en este ámbito es fundamental, por eso consideramos que una manera de introducir este tema tan importante es a través de sesiones formativas básicas en todos los centros de Formación Profesional de Galicia en los que se cursen ciclos relacionados con la infancia.

PROGRAMA DE FORMACIÓN EN ABUSO SEXUAL INFANTIL PARA PROFESIONALES DE CENTROS DE MENORES EN GALICIA

Se estima que un tercio de los abusos son cometidos por personas menores de 18 años y que el 50% de las personas agresoras sexuales cometieron su primer abuso sexual antes de la edad adulta.

En los centros de menores, las cifras de personas tanto víctimas como agresoras o futuras agresoras sexuales son mucho más altas, debido a la vulnerabilidad asociada a las propias problemáticas de esta población (familias de origen donde existe maltrato físico, abusos, abandono, negligencia, etc.). Esto hace que muchas veces, en régimen de internamiento, los actos de abuso puedan cometerse entre lxs propixs menores del centro.

Para abordar esta cuestión es fundamental que lxs profesionales que trabajan en centros de menores tengan una formación que les permita prevenir e detectar estas situaciones, así como saber cómo proceder ante cada caso.

Por eso, en AMINO, consideramos que la mejor manera para trabajar este tema, es a través de una formación impartida por personas especializadas en maltrato y abuso sexual infantil y dirigida a todxs lxs profesionales que trabajen en centros de menores.